Monitores

Navega y elige tu próximo monitor Navega y elige tu próximo monitor

Navega y elige tu próximo monitor

Monitores de computadora destacados

Ver todo

Monitores portátiles destacados

Ver todo

Monitores de pantalla táctil destacados

Ver todo

Compra por marca

Guía de compra de Monitores Guía de compra de Monitores

Guía de compra de Monitores

¿Cuál es el mejor monitor para mí?

Para elegir el monitor ideal para ti, recuerda definir primero dos cosas, cuánto estás dispuesto a gastar y para qué lo vas a utilizar. Si lo va a utilizar para tareas básicas que no requieren una gran calidad de imagen, puede elegir un monitor básico que haga el trabajo. Si tu uso será para jugar, están los Monitores Gaming o Monitores Curvos son los más adecuados para ello. Para algunos trabajos que requieren detalles de imagen muy nítidos y de alta calidad, es mejor que gaste un poco más y compre un Monitor 4K o un Monitor IPS . Por último, si quieres algo que sea fácil de llevar contigo a todas partes, un Monitor portátil hará la diferencia.

¿Qué tamaño de monitor necesito?

En tamaño, un monitor más grande tiende a tener más beneficios. Pero como siempre, esta decisión surgió de tus necesidades. Por ejemplo, para juegos u obras audiovisuales, los más recomendables son monitores de tamaño medio como 24 pulgadas o 27 pulgadas, y en algunos casos también curvos, para conseguir un enfoque espectacular. Para otras actividades como programación o análisis de datos 33 pulgadas o más sería lo ideal, ya que podría tener multitareas abiertas y comparar gráficos o tener un código grande para visualizar. Recuerda siempre considerar el lugar donde quieres instalar tu pantalla tomando medidas antes de realizar tu compra.

Preguntas frecuentes sobre Monitores

IPS es un tipo de tecnología de panel de pantalla LED, donde su característica principal es la buena calidad de sus colores y ángulos de visión. Suelen tener una calidad de imagen muy superior a los monitores normales, por eso son muy recomendables para trabajos profesionales donde se utilizan gráficos, por lo que si te dedicas a algo en este campo, este panel te ayudará mucho.

En el mundo gaming, cuanto más inmersiva sea la experiencia, mejor, y esto se puede lograr cada vez más gracias a la tecnología FreeSync. Esta tecnología se encarga de eliminar el tearing y stuttering de la pantalla, sincronizando así su tasa de refresco con la tasa de fotogramas (FPS) de la tarjeta gráfica.

Así que, si eres un gamer o simplemente estás muy interesado en este tipo de monitor, decidirte por uno de estos será lo mejor.

Los monitores curvos aprovechan las tres dimensiones con las que vemos la realidad: alto, ancho y largo. Por eso se acercan más a lo que vemos con nuestros ojos, mejorando la experiencia de inmersión y haciéndola más amena y sorprendente. Además, es importante tener en cuenta que en monitores curvos veremos problemas de calidad y distorsión con menos frecuencia.

Este problema es más común de lo que parece, este efecto aparece cuando una parte de la imagen deja un rastro de píxeles detrás de un objeto en movimiento, como si fuera un desenfoque. Puede deberse a un cable defectuoso, una configuración incorrecta o interferencias de otros dispositivos. Para eliminarlo puedes intentar actualizar los controles de tu tarjeta gráfica, ajustando y confirmando que todo está bien con tu configuración, activando la función de overdrive, y si después de esto no ves ningún cambio positivo, debes visitar a un técnico profesional.

La frecuencia de actualización es la cantidad de veces que el monitor se actualiza con nuevas imágenes cada segundo, por lo que una frecuencia de actualización más alta generalmente brinda mejores resultados y gráficos más suaves, pero. Independientemente de cuál sea la frecuencia de actualización de su monitor, se recomienda configurarla siempre en la más alta para obtener el mejor rendimiento y la más alta calidad.

Esta característica es la que nos permite aumentar la velocidad del tiempo de respuesta del monitor para minimizar los fantasmas detrás de los objetos o cualquier inconveniente gráfico que pueda surgir. Pero a veces, menos es más, y una saturación demasiado fuerte podría causar un exceso de píxeles, lo que afectaría la calidad de la imagen o crearía imágenes fantasma que estropearían los gráficos de la pantalla. Estos ajustes siempre se pueden encontrar en el menú OSD.

La tecnología HDR (High Dynamic Range) nos muestra un catálogo mucho más amplio y detallado de colores y contrastes en las pantallas, por lo que los monitores que incluyen esta característica brindan una experiencia de tonos de color, matices y luces muy realista y precisa que aquellos que no la tienen. Hay pantallas HDR 400, 600 y 1000, que irían en orden ascendente de menor a mejor y mayor calidad y apreciación del color.

Para elegir una pantalla del tamaño ideal, debemos tener en cuenta ciertos factores clave para tomar la decisión correcta, por ejemplo: el espacio donde estará, la tarea que realizaremos con ella y la distancia a la que la tendremos. Evalúa que no estará demasiado cerca ni demasiado lejos, cuanto más cerca debe estar, más regular debe ser su tamaño, y cuanto más lejos, más grande.

De 22 a 24 pulgadas: Espacios pequeños, uso comercial.
De 27 a 29 pulgadas: Diseño gráfico y entretenimiento.
De 32 a 34 pulgadas: Juegos, películas y usos profesionales.
De 38 a 49 pulgadas: jugadores y diseñadores profesionales.

Visto recientemente